El aire acondicionado también es una opción para el frío

Aunque su uso está tradicionalmente asociado a los meses de calor, esta alternativa de climatización es cada vez más frecuente para calefaccionar espacios durante el invierno. La eficiencia energética y la seguridad del sistema son algunas de sus ventajas.

No solo del verano vive el aire acondicionado. Cada vez es más común contar con estos sistemas durante el año, ya que hoy la mayoría puede operar en modo enfriamiento y calefacción.
 
Rodrigo Paillaqueo, profesor de la asignatura de Aire Acondicionado del departamento de Ingeniería Mecánica de la Facultad de ingeniería de la USACH, explica que la principal ventaja de este sistema es su alto nivel de eficiencia energética, con un Coeficiente de Rendimiento (COP, por sus siglas en inglés) cercano al 3 (3000%). Y añade que estos equipos han evolucionado mucho el último tiempo.

Por ejemplo, en términos de ruido, la tecnología de modulación de velocidad no solo se ha aplicado a los compresores, sino que también los motores de los ventiladores han avanzado gracias a la tecnología electroconmutada EC. “Incluso muchos sistemas de climatización ofrecen un “modo nocturno” que permite climatizar recintos en forma silenciosa y efectiva” dice.

Además, hoy sus circuitos de control e integración permiten que sean operados de forma remota o programada, desde cualquier Smartphone o sistema doméstico sofisticado.

Sistemas Inverter

De acuerdo con Pierre Dreano, en Chile tradicionalmente la penetración del aire acondicionado a los hogares es cercana al 5%, debido a la baja eficiencia en calefacción de los equipos tradicionales llamados On/Off”. Pero asegura que hoy los llamados splits inverter han venido a cambiar esa tendencia. “ El aire acondicionado Split Inverter es la solución de calefacción más económica del mercado, pero no es la única ventaja, como ocupa electricidad, no genera emisiones y aporta a la descontaminación de nuestra ciudad”, dice.

Modo de uso

En este sentido, Luis Sebastian Vergara, ingeniero en refrigeración y climatización industrial de la empresa Cerp Grado, comenta que los sistemas Invertir trabajan con unas tarjetas electrónicas que varían la frecuencia en función de la demanda. Así se evitan los peaks eléctricos de consumo que se producen con los equipos On/Off. “Por otro lado, estos equipos permiten el control exacto de la temperatura, ya que tienen un delta de 0,5°C. es decir, si programas 21°C, en todo momento tendrás 21°C”, dice el especialista.

El profesor Rodrigo Paillaqueo, de la Usach, advierte que, a pesar de no generar gases de combustión, pues se trata de su sistema 100% eléctrico, es necesario siempre mantener espacios con un buen grado de ventilación. “El dióxido de carbono que exhalamos puede traer consecuencias nocivas en altas concentraciones, como disminuir la capacidad cognitiva, sueño y mareos”, advierte. Y aconseja seguir el lineamiento del Ministerio de Salud de abrir dos puertas o ventanas opuestas tres veces al día por 30 minutos.

A esto, Luis Vergara agrega que para sacarle mejor provecho al sistema, lo ideal es mantener una temperatura constante de entre 28 y 24°C todo el año. “En verano lo típico es que las casa lo programen a 17°C y en la misma casa en invierno lo tienen a 30°C, y ahí lo que se está haciendo es botar la plata y acortando la vida útil del equipo”, advierte.

Por eso, aconseja mantener una diferencia como máximo de 12°C entre el interior y exterior de la casa. “Si en invierno tengo temperatura exterior de 10°C, en el interior de la casa con que este seteado a 20°C es más que razonable”, concluye.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply