Ventas: +56 22 412 5872 / +56 9 4599 5732
¡Contáctanos!
Ventas: +56 22 412 5872 / +56 9 4599 5732
¡Contáctanos!

El Niño y La Niña juegan al alza con los termómetros

En Chile, Argentina y Brasil se pronostica un verano con temperaturas más elevadas de lo normal; en territorio nacional, sin embargo, las condiciones no debieran ser tan extremas como en la temporada estival pasada.

Mientras Canadá y el norte de Estados Unidos enfrentan una ola de frío extrema vinculada a una corriente de aire ártico, en el hemisferio sur del continente sucede todo lo contrario, dado que en lo que va de 2018 las altas temperaturas que han acompañado el inicio de la temporada estival no dan señales de descender.

El responsable sería el fenómeno de la Niña, que a finales de diciembre de 2017 ya había cobrado intensidad y que puede llegar producir extremos “climáticos como inundaciones o sequías en distintas partes del mundo debido al desplazamiento de las corrientes marinas”, consigna El Mercurio.

Tal como pronosticó la Dirección Meteorológica de Chile (DMD), en su Boletín de Pronóstico Estacional N°127, del 17 de noviembre pasado, las tardes han sido “más calurosas de lo normal desde la Región de Valparaíso hasta la Región del Maule; y desde la costa y valle de la Región del Biobío hasta Magallanes”. Esto, dado que, con las anomalías provocadas por este evento climático, aumentan las temperaturas, “especialmente las máximas, en gran parte de la zona sur y austral de Chile”.

Si bien en su Boletín de Pronóstico Estacional N°128, publicado el 15 de diciembre de 2017, la DMC señalaba que el fenómeno de la Niña llegaba a su fin pues se mantenía en el Océano Pacífico Tropical, y que durante el primer trimestre de este año la presencia del Niño costero hará que el mar regule las temperaturas para que éstas no se escapen “a valores extremos”, de todas maneras se espera que haya zonas “de nuestro país con temperaturas más altas de lo usual, aunque no debiese ser una condición tan extrema como la del verano pasado”. Por el contrario, en la costa del Norte y Grande y en el Norte Chico, las temperaturas máximas y mínimas se mantendrán por debajo de lo habitual, según la DMC.

Sin exclusión de fronteras

La preocupación por las altas temperaturas no es exclusividad de los chilenos. Al otro lado de Los Andes, los argentinos también han debido enfrentar olas de calor, tal como sucedió el pasado 30 de diciembre, cuando a las 09.00 horas en Buenos Aires los termómetros ya marcaban 30°C.