Tecnología inverter gana terreno como calefacción limpia en el sur del país: estas son sus ventajas

La leña históricamente ha sido el combustible más usado en la zona sur y austral del país, por su alta disponibilidad y su capacidad para calentar amplios espacios con rapidez.

Lamentablemente, este método también es muy dañino para el medio ambiente, y ha contribuido a que existan elevados índices de contaminación en centros urbanos, en especial desde la región de La Araucanía al sur, incluso implementándose ocasionales restricciones a su uso en algunas comunas.

Por esta razón es que han comenzado a ganar terreno otros métodos de calefacción que generan mucho menos impacto en el ambiente y en la salud de las personas.

Una de ellas es la tecnología conocida como inverter, que está siendo promovida por diversas compañías. Estos equipos son como aire acondicionado, pero no sólo sirven para ventilar, sino que también para calefaccionar espacios, para lo cual usan electricidad y no emiten ningún tipo de contaminante.

Una de las empresas que comercializan estos equipos es Climo, que nació en 2016 en Santiago y se instaló en 2020 en Puerto Varas. Desde ahí, Mariana Villegas, su fundadora, explica que cada vez más clientes prefieren este tipo de sistema en la zona sur.

Entre sus ventajas, además de ser limpio, está que no es tan costoso económicamente, si lo comparamos con el valor que cuesta el mantener una estufa a leña o de otra clase.

“Tenemos que terminar con el mito de que la energía eléctrica para calefacción es cara, pues existe la tecnología bomba de calor que la hace muy eficiente, lo que se traduce en ahorro. Más que apuntar al pellet, que contamina menos pero igualmente contamina, la solución es electrificar la matriz del sur, en base a energía limpia y eficiente, que funciona a bajo costo”, afirma.

De acuerdo a sus cifras, usando la tecnología inverter es posible ahorrar hasta un 70% en el gasto mensual en calefacción, versus una estufa eléctrica convencional.

En el siguiente cuadro puedes revisar el consumo de un equipo de 24.000 Btu/h, prendido durante 16 horas, 30 días al mes, comparado con otras tecnologías.

En cuanto a comodidad, también es superior, de acuerdo a la empresaria. “La calefacción inverter es parte del sistema de la casa. Cuando usas leña tienes que ir a comprarla y apilarla, en cambio acá tú instalas el equipo y te olvidas”, comenta Villegas.

Asimismo, destaca que también que es posible programar la temperatura deseada (incluso desde un celular) y dejar que el equipo trabaje, cuando sea necesario, para mantenerla.

Por otro lado, es una tecnología que elimina los riesgos de quemaduras por contacto y de incendios, una preocupación constante que existe con las estufas a leña.

Si estás pensando en cambiar a este método, la experta acota que estos equipos pueden funcionar sin problema cuando hay temperatura en el exterior de hasta –20 °C. Y aconseja preferir los modelos Split, que se ubican en la parte superior del muro, y con el equipo suelo, de aspecto muy similar al de un radiador tradicional, siendo ideales para calefaccionar grandes espacios y distribuir mejor el calor.

Leave a Reply

WhatsApp chat